Despegar con el dron del iPhone: Probamos el Ghostdrone 2.0 de Ehang

Cuando hasta el fabricante de cámaras de acción Gopro lanza un dron, eso significa: los drones multicopter están a punto de penetrar el mercado de masas. Cada vez más fabricantes lanzan sus modelos. Y no sólo para profesionales, sino también para el consumidor particular. Sobre todo el fácil control debe de ayudar a superar los obstáculos de entrada. En el caso del Ghostdrone 2.0 basta con gestos de deslizar y tocar y el leve inclinar de la cabeza con unas gafas de video para despegar con el dron de cuatro rotores del fabricante Ehang. ¿Pero realmente es tan fácil? Siendo un novato absoluto de los drones me he atrevido a hacer un vuelo de prueba con esta máquina voladora y también me he informado sobre las cuestiones legales que el principiante tiene que tener en cuenta. Jamás el titulo de la revista “Applepiloten” ha sido tan apropiado como para esta prueba.

¿Quien realmente necesita el dron de Ehang?

El principal uso previsto de los drones multicopter es la fotografía aérea. Reporteros gráficos, equipos de rodaje de películas, topógrafos y inspectores de urbanismo apuestan por ellos. En el sector del ocio estas aeronaves son populares sobre todo entre los aficionados al aeromodelismo. Pero también cada hay vez más entusiastas ambicionados de la fotografía y del cine que están descubriendo este género. Es para ellos que fabricantes como Ehang están lanzando kits de copter y cámara listos para usar.

Ehang proviene de China y compite con los líderes del sector DJI y Juneec, también chinos. El Ghostdrone 2.0 con un precio de lista de 989 euros pertenece más bien a la gama media. El nuevo rival quiere despegar en Alemania poniendo las cosas simples para la gran mayoría. Un ejemplo es el año de garantía a todo riesgo que viene incluido. Incluso si el aparato se rompe por culpa de la inexperiencia del piloto, Ehang lo va a reparar o reemplazar. De esta manera el proveedor destaca la confianza que tiene en que todo saldrá bien. Su lema es: “Anyone can fly.”2 Berti Kolbow Lehradt Despegar con el dron del iPhone Probamos el Ghostdrone 2.0 de Ehang

Antes de despegar

DS hecho el multicopter está listo para volver en seguida. Se trata de cargar las baterías del dron y de las gafas de video, instalar Ehang Play desde el App Store de Apple, enroscar los rotores con la mano, encender, acoplar la app, seguir las instrucciones en la pantalla – y emprender el vuelo. Tampoco vendrá mal estudiarse los tutoriales en la red o en YouTube.
Despúes os pido que esperéis un momento y os acordéis que ya sois adultos. Dejarse de maniobras temerarias. Aunque fuese posible establecer la conexión GPS necesaria dentro de casa, no es buena idea realizar una primera prueba en el salón. Resulta que el Ghostdrone se eleva diez metros de manera automática. Tampoco es recomendable “hacer sólo una prueba” en el patio. Ningún multicopter se puede controlar con precisión centimétrica.

¿Y dónde puedo volar con el Multicopter?

Es más complicado elegir el terreno de vuelo que poner en funcionamiento el dron. Multicopteres y las nuevas normas de tráfico aéreo alemanas – ¡un tema bastante complicado! Buscaros una amplia zona abierta, apartada de árboles altos, postes eléctricos, edificios y obstáculos similares. También está prohibido sobrevolar grupos de personas, huertos pequeños y fincas privadas.
El Ghostdrone con sus aprox. 1,2 kilogramos está muy por debajo del peso límite de cinco kilogramos. Además entiendo que vuestra finalidad de uso no es profesional y no vais a superar una altitud de vuelo de 100 metros. Si tenéis tachados estos tres aspectos, significa que no os hace falta una autorización administrativa para volar. Si alguien quiere adentrarse más en el mundo del vuelo con multicopteres, incluso profesionalmente, se puede preparar en cursillos como por ejemplo este y este.
Lo mismo da si voláis un dron como profesional o particular, un seguro de responsabilidad civil es obligatorio. Una orientación fácilmente comprensible para el tema entero ofrece Stiftung Warentest.3 Berti Kolbow Lehradt Despegar con el dron del iPhone Probamos el Ghostdrone 2.0 de Ehang

El dron con el toque especial: ¡Despeguemos!

Cuando los rotores se mueven en alta frecuencia y el césped se mueve con la corriente de aire, me entra un respeto considerable. Aquí definitivamente no estoy manejando un juguete. Menos mal que el manejo realmente no podría ser más simple. No necesito familiarizarme con las teclas y el joystick de un controlador físico. Ehang ni lo incluye con el Ghostdrone 2.0.4 Berti Kolbow Lehradt Despegar con el dron del iPhone Probamos el Ghostdrone 2.0 de Ehang
Los comandos de vuelo los introduzco en el modo „Touch-to-Go“ con el dedo en el interface de la app de iOs. En su aspecto se parece a una app de navegación como Google Maps. Para comenzar pulso y deslizo una vez. Navego el dron tocando dos veces un punto cualquiera del mapa desplegado y se pone a volar allí. La app de Ehang confirma todo esto por voz en audio. La traducción no es perfecta, pero inteligible.
Después de tres vueltas de este tipo la app desbloquea el modo “Avatar”. Ahora puedo volar el multicopter manualmente. Para eso sujeto el iPhone en posición horizontal delante de mí. Si lo inclino hacia un lado, el dron sigue en el cielo la señal del sensor de movimientos. Si por ejemplo me giro o hago girar el iPhone sobre mi propio eje corporal, el multicopter vuela hacia la izquierda o hacia la derecha. Eso funciona a la primera, pero un vuelo fluido requiere definitivamente más práctica.

¿Qué es eso del control por video?

Tan pronto como el Ghostdrone despega, su cámara graba automáticamente un video en 4K-UHD (3480 x 2160 píxeles) en una tarjeta microSD, Puedo interrumpir o continuar la grabación manualmente y a la vez hacer fotos individuales en una resolución de 16 megapíxeles.
La imagen de la cámara se puede controlar en directo en las gafas de video. Desgraciadamente se transmite mediante radio analógica en una resolución de VGA obsoleta, muy baja. Los mayores entre nosotros se acordarán todavía de los televisores de tubos catódicos con semejante resolución. En la IFA me explicó Matthias Hagedorn, jefe de Ehang para Europa que las gafas de video tendrán una resolución más alta en la próxima generación.
Genial: Si inclino o levanto la cabeza con las gafas de video delante de mis ojos, sube o baja la cámara del Ghostdrone también. Sin embargo no la puedo girar lateralmente. Eso sólo es posible con un controlador en la app. Esta separación es totalmente incomprensible, ya que no está permitido operar con las gafas y la app a la vez. La ley exige que el piloto nunca pierda de vista al dron. Por eso un operario de video con las gafas tiene que dar instrucciones sobre giros al piloto del iPhone. ¿Cómo por favor va a funcionar algo así en la práctica?5 Berti Kolbow Lehradt Despegar con el dron del iPhone Probamos el Ghostdrone 2.0 de Ehang

Es de esperar que Ehang introduzca mejoras y instale un control de cabeza en unas gafas de video, preferiblemente con resolución más alta. Acabamos de presentar una alternativa interesante con el control del dron por gafas de realidad aumentada. En la presente solución Ehang no puede prescindir de las gafas de video. Al transmitir las señales de WLAN del iPhone al Ghostdrone por radio las gafas constituyen un elemento central de la solución actual.

La diversión de los 30 minutos

Flotar por horas encima de paisajes pintorescos – eso del momento con ningún multicopter es posible. Como también sucede con aparatos similares, en menos de media hora la batería se queda vacía. La app me pide a tiempo que aterrice. Me quedo tranquilo porque en caso que yo no reaccionase el dron volvería de manera automática al punto de partida. También lo haría si se perdiese la conexión por radio.

Es preferible cargar los videos desde la tarjeta de memoria

Si no llevas una batería de repuesto, la experiencia del vuelo por sí misma dura más bien poco. Para el camarógrafo el trabajo de verdad empieza sólo después cuando se trata de examinar y editar la grabación de video. A mí se me da bien la fotografía pero no el video. Así que mi ópera prima sin editar resulta tan aburrida que a lo mejor ya la podrías considerar una obra de arte.


Las grabaciones las puedes bajar de dos maneras de la cámara. Puedes acceder a ellas con la app de Ehang por WLAN, descargarlas en el iPhone y transmitirlas inmediatamente a la Apple TV. Pero6 Berti Kolbow Lehradt Despegar con el dron del iPhone Probamos el Ghostdrone 2.0 de Ehang vamos a ver, ¿por qué sale tan pixelado el video? Ah vale, porque con ese método sólo se transmite una vista previa del video en baja resolución. La versión UHD “grande” sólo se puede pasar al Mac desde la tarjeta de memoria.

Conclusión

¿Controlar un dron con el iPhone?
Mi primera misión como piloto de Apple ha sido emocionante y fascinante a la vez. El control es tan simple como promete el fabricante Ehang.
De todos modos me he dado cuenta que un dron no es un juguete y que estoy asumiendo una responsabilidad bastante grande cuando lo uso en el espacio público. Es imprescindible estar alerta en cada momento. Realizar maniobras de vuelo fluidas y hacer grabaciones de video bonitas a la vez es tarea exigente. Las gafas de video son un detalle simpático. Sin embargo, por su resolución baja y el control por movimiento limitado no entusiasman demasiado. La solución de operar la cámara por gafas de video y app es engorrosa. Si te importa mucho hacer videos, vas a querer más precisión.
Me da curiosidad ver en qué medida Ehang Ghostdrone 2.0 sucederá en encontrar su lugar en el mercado. Para la mayoría de los consumidores el precio de venta todavía muy alto así como la corta duración de batería van a suponer grandes obstáculos. Y los profesionales de video seguramente van a exigir soluciones más precisas y flexibles. Con todo, para adquirir unas primeras experiencias el Ehang Ghostdrone 2.0 es una buena opción para principiantes

Images by Berti Kolbow-Lehradt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *